miércoles, 16 de abril de 2014

ENTREVISTA ISAIAS ARENCIBIA - FISIOTERAPEUTA






Supongamos que hoy es uno de esos días especiales en nuestras vidas. Es  especial porque estamos en vísperas de esa carrera soñada. No es una carrera cualquiera. Ésta en concreto la hemos planificado con mucha antelación. Creemos recordar,  incluso, que fuimos de los primeros  en  figurar  inscritos  en  esa  lista  de  500  o 600 corredores que ya muestra los dorsales asignados a cada participante.



La distancia la tenemos más o menos controlada, aún no siendo la habitual. No solo hemos recorrido en varias ocasiones el trazado exacto de la carrera, sino que, además, en las últimas semanas hemos tenido que ir adaptando progresivamente el cuerpo al nuevo horario de comidas y de sueño. Es una de las grandes.

Hemos comprado con la suficiente antelación ese material nuevo que vamos a usar en esa carrera, ya sabes, ese día no se debe estrenar nada que no se haya probado antes.

Todo marcha bien, incluso las mariposas llevan haciéndote compañía en el estómago desde hace algunos días, y puede que, incluso, hasta te encuentres un poco irritado e irascible con todos los que te rodean. Ellos no entienden lo importante que es para ti eso que ellos llaman “la carrera del domingo”.

Todo marcha bien, si no fuera por esa sensación extraña que llevas notando desde hace unos días. Lo que notas en la rodilla… es sensación, molestia o dolor.???. Sentado en el sillón de casa mueves la pierna arriba y abajo, arriba y abajo, palpando esa zona interior de la rótula que parece esconderse de tus dedos. Piensas que es normal, y que probablemente descansando hoy sin salir de casa, y sin que nadie te moleste, te abandonará. Posiblemente solo sea esa pizca de ansiedad previa que ha irrumpido en tu vida sin que nadie la invitara.

El día de la carrera se confirman tus peores presagios. Tu rodilla no quiere acompañarte. Algo así como que quiere que “vayas tu solo”, que corras sin ella. Ahora solo te preocupa una cosa…. debes tomar la salida o debes quedarte en casa..???

Si esta situación te recuerda algún tiempo presente o pasado, sabes de qué estamos hablando, y si no se te ha dado nunca, estás de enhorabuena.

Hablamos de las temidas lesiones del corredor.

Cuando nos encontramos en esta situación una de las alternativas recomendables es acudir a un profesional que sepa valorarnos y tratarnos, alguien que sepa de qué estamos hablando y por lo que estamos pasando.



Hoy entrevistamos a José Isaías Arencibia Santana, fisioterapeuta colegiado, especialista en Deporte, que regenta el Centro de Fisioterapia FISIOVALLE, en la calle León y Castillo, nº 37, en Valleseco, (636.558.208) y que está más que acostumbrado a oír, entre otras, este tipo de historias.


Antes que nada Isaías, y para los profanos de la materia. ¿Cómo podríamos definir la fisioterapia?. ¿A qué se dedica un fisioterapeuta?.

Bueno, la Fisioterapia es una rama de las Ciencias de la Salud que se encarga de recuperar, en lo posible, los déficits físicos que surgen en la vida cotidiana .

Un Fisioterapeuta es un profesional de la salud, con una formación académica y práctica homologadas, que le permiten valorar, tratar y educar a los pacientes con diferentes patologías. Nuestra herramienta fundamental son "Las Manos" y, además, podemos complementarlo con otros medios como termoterapia (calor), crioterapia(frío), electroterapia, hidroterapia(agua), etc.




Suponemos la respuesta, pero danos tu opinión. ¿Debemos esperar a estar lesionados para acudir a un fisioterapeuta?

Para cualquier deportista "la prevención" es muy importante puesto que con ello se pueden evitar muchas de las lesiones habituales. Si se acude al Fisioterapeuta con antelación para recibir los tratamientos preventivos adecuados y la educación sobre los hábitos recomendados a la hora de hacer deporte, se podrían evitar muchas lesiones que luego son más costosas de recuperar.

El cuerpo es muy sabio y si se le trata bien no va a generar respuestas inadecuadas ni compensaciones insanas, es decir, lesiones.



Si nos centramos en el ámbito de los corredores. ¿Con qué lesiones te sueles encontrar con mayor frecuencia?.

Es muy común la llamada "rodilla del corredor", una lesión dolorosa e incapacitante que afecta a un músculo poco conocido como es el Tensor de la Fascia Lata.

También son muy habituales las sobrecargas musculares en miembros inferiores, esguinces de tobillo y rodilla, artritis del metatarso y las tendinitis por sobreuso.


Cuando hablamos de corredores, casi todos pensamos básicamente en piernas. ¿Debe prestar atención el corredor a otras partes del cuerpo?.

Por supuesto que cuando se corre participa prácticamente toda la musculatura del cuerpo y es por ello importante no sólo pensar que las piernas son las que se utilizan.

Esto es un error muy habitual que provoca lesiones inesperadas, ya que la actividad deportiva se suma a la actividad cotidiana de cada persona y todo ello genera afectaciones en otras regiones corporales.

El cuerpo humano funciona como un todo, de manera que si alguna parte esta dañada otras intentarán suplir ese déficit y a partir de aquí empezarán a generar las compensaciones y cambios estructurales necesarios para continuar su funcionamiento. Es por ello que hay que prestarle atención a todo el cuerpo cuando se hace un deporte como el running.


¿Y si tuvieras que indicarnos algunas medidas preventivas básicas para evitar lesiones, qué nos dirías?.

La principal medida es la buena práctica deportiva, es decir, vestuario adecuado, calentamiento previo, buena hidratación antes, durante y después de la actividad, buena alimentación general y sobre todo Estiramientos.

Yo siempre he aconsejado a todos los corredores y no corredores que he atendido que la parte fundamental de hacer deporte está en los estiramientos, no solo cuando se termina la actividad deportiva sino en cualquier momento que uno tenga disponible. Y también insido mucho en que no es lo mismo "estirar" que "estirar bien" , es importante hacerlo con cada músculo individualmente, el tiempo de mantenimiento del estiramiento y las repeticiones que se hacen, ahí está la clave de no tener lesiones.

Luego, aparte, es importante cada cierto tiempo hacerse una descarga muscular para evitar el acúmulo de fatiga en el músculo, lo que puede provocar una disminución del rendimiento deportivo y lesiones asociadas.



¿En general, los corredores que acuden a tu consulta suelen ser disciplinados cuando les marcas algunas pautas?. Ya sabes, solemos ser “nerviosillos” y no nos gusta, por ejemplo, que nos manden reposo.

La verdad que hay de todo un poco, pero el corredor que lo pasa mal con una lesión y se da cuenta que siguiendo nuestros consejos se recupera, suele cumplir nuestras pautas.

A mi me gusta que los deportistas se recuperen activamente y lo antes posible, es decir, si puede ser que la recuperación no implique una parada absoluta de la actividad, pero hay veces que la mejor solución y la mejor forma de evitar agravamientos y recaídas es el reposo absoluto.


¿Se planifican las sesiones de fisioterapia a un corredor dependiendo de si va a participar en una Ultra o en un explosivo 5 K, o si va a participar en una prueba de asfalto o de montaña?.

No especialmente, yo siempre aconsejo que cada uno se lleve por las sensaciones de su cuerpo, porque el cuerpo siempre da señales de cuando requiere un "repasito" de fisioterapia y a veces se necesitan más veces y otras no. Está claro que cuanto más carga de trabajo mayor será la necesidad de acudir al fisioterapeuta, aparte de otros factores como vida laboral, estrés psíquico, alimentación, etc.



¿Una lesión que nunca te gustaría diagnosticar a un corredor?.

Todas las lesiones son importantes en su justa medida pero claramente las lesiones de rodilla son las más complicadas y de más costosa recuperación.

Los ligamentos cruzados de la rodilla son los innombrables para cualquier deportista porque son los que requieren más tiempo para la vuelta a la actividad, aparte de lo que supone una intervención quirúrgica con su posterior rehabilitación.


Actualmente el running está en auge y parece no entender de barreras. ¿La edad es un factor a tener en cuenta a la hora de dedicarnos a correr, o hay otras circunstancias que deberíamos tener más en cuenta?. Hablamos siempre desde el punto de vista que trata el fisioterapeuta.

No, la edad no tiene barreras, si se hace todo lo que se tiene que hacer en medidas de prevención, material y cuidados, no hay límites de ningún tipo. Yo opino que cualquiera puede hacer running y por eso está en auge, pero eso sí, la mayoría de la gente no es consciente de todos los factores que hemos hablado anteriormente, que puede incidir en que al poco tiempo aparezcan dolores que antes no tenían.

Siempre es importante contar con los antecedentes de cada uno en cuanto a patologías anteriores, porque puede influir el hecho de haber tenido alguna lesión anterior, algún accidente o simplemente una actividad laboral que repercuta a nivel físico.


Suponemos que en tu consulta, y mientras tratas al paciente, te contarán muchas historias de carreras, entrenos y demás…. ¿Te atreverías a dar un perfil estándar del corredor, o somos todos distintos?. Nos referimos a inquietudes, proyectos, temores, ilusiones….

Sí que vienen muchos corredores y todos son diferentes. Hay algunos cuyo objetivo único es hacer deporte y disfrutar de las carreras y los entornos por los que discurren, otros que se marcan nuevos retos en cada carrera y los hay que cada vez quieren evolucionar más y conseguir mejorar tiempos y clasificaciones.

Yo intento ayudarles con mis consejos fisioterapéuticos, pero además al hablar con unos y otros, también voy aprendiendo y recogiendo de cada uno de ellos consejos que después puedo transmitir a otros, es una cadena muy positiva.


Si alguien acude a tu consulta y te comenta que hasta hoy ha llevado una vida más o menos sedentaria y quiere empezar a realizar ejercicio físico moderado ¿qué factores le dirías que tiene que tener en cuenta?

Lo principal cuando pasas de una vida sedentaria a una más saludable es hacerlo progresivamente, nada es bueno si se hace sin sentido. Primero indicarles que la equipación debe ser cómoda y las zapatillas adecuadas al terreno donde van a empezar, luego que deben iniciar el proceso andando durante unos días y combinarlo poco a poco con la carrera, hidratarse y alimentarse bien y principalmente, lo más que recalco, estirar bien después de terminar la actividad y cada vez que tengan tiempo de hacerlo.

Por supuesto en lo que me ataña, que hagan caso al cuerpo y cuando notan alguna anomalía o molestia, que acudan a un fisioterapeuta para que les indiquen si es algo para tratar o darles consejos para solucionarlos.


¿Algo que añadir para el final?.

Dejar muy claro que un fisioterapeuta tiene una formación que otras personas que se están dedicando a tratar a deportistas no tienen, si además ese fisioterapeuta es especialista en deporte aún mayor formación homologada, porque en temas de salud no se debe uno poner en manos de gente que no son profesionales y jugarse que le puedan provocar un problema mayor del que tenían.

Invitar a todo el que quiera a pasar por el Centro de Fisioterapia FisioValle, tanto para tratarse como para recibir consejos de prevención de lesiones, aquí somos 2 fisioterapeutas relacionados con el deporte y que estamos encantados en recibirlos e intentar ayudarles y aconsejarles en lo que nos sea posible.

Un saludo para todos y muchas gracias por darme la oportunidad de expresarme en esta entrevista.


1 comentario:

  1. Se le olvida que hay otras personas dedicadas a deportistas, con formación y prácticas homologadas, con habilitación profesional aparte de los fisioterapeutas y que están dando grandes resultados y por el que cada vez se inclinan más personas ... Quiromasajistas - Masajistas Deportivos

    ResponderEliminar